VIVIENDAS POR EL MUNDO | Una vivienda de lujo en Hawaii

  • test :

Gracias a Internet y las redes sociales podemos disfrutar de viviendas maravillosas ubicadas a cientos de kilómetros de donde nos encontramos nosotros. La magia de Internet, nos permite tener a nuestro alcance lugares espectaculares. En esta ocasión viajamos hasta Hawai para acercaros esta villa de lujo, elaborada con madera y vidrio con la que se consigue trasladar la sensación de que está flotando sobre la hierba.

La casa es obra del estudio estadounidense Olson Kundig Architects inspirados en los juegos de transparencias que se evocan entre el interior y el exterior y garantizando la estrecha relación con la naturaleza, mediante el uso de la madera, la piedra y el vidrio.

La casa

Con una superficie de más de 1.600 metros cuadrados, se encuentra dividida en diferentes pabellones familiares y parece estar elevada sobre la hierba de la montaña en la que se encuentra, pues está montada sobre una plataforma. La casa está construida con grandes láminas de madera para formar los conocidos lanais hawaianos, la terraza típica de la zona.

El pabellón principal de la casa está formado por grandes ventanas corredizas desde el suelo hasta el techo para unirse a las grandes láminas de madera. Desde el estudio ha buscado el equilibrio entre la visibilidad al exterior y la intimidad que deben albergar algunas zonas de la casa. El edificio principal comprende la cocina, el comedor y el salón, todo en un espacio diáfano y amplio para conectar con el paisaje que rodea a esta villa.

La vivienda cuenta también con una zona exterior con piscina y una cocina-barbacoa, así como un comedor y una zona de estar para disfrutar de las increíbles vistas que se pueden ver. Esta zona, al igual que el resto de espacio, está elaborada con madera para ajustarse más si cabe al entorno.

Los arquitectos 

El estudio al cargo de la obra se encuentra en Seattle y se caracteriza por mantener una estrecha relación entre la construcción y entorno, como se puede ver en este caso gracias a la estrecha vinculación entre el paisaje y la vegetación de la zona que se convierten en absolutos protagonistas.

Fotografías:Nic Lehoux